El valor de Nebbie

Our Value

Durante el desarrollo de Nebbie no tuvimos en cuenta el precio. Sólo pensamos en la calidad del producto, su vida útil y el cuidado en el diseño, el valor es sólo la suma.

Podríamos haber renunciado a algunas de estas premisas para reducir el precio de venta, pero ya no sería Nebbie, sería algo diferente... Puede que hayamos llegado a más gente, pero hace tiempo que asumimos que no estamos diseñando un producto de consumo de masas.

¿Una bomba más barata? Claro, hay cientos en el mercado, pero nosotros elegimos una bomba suiza, de alto rendimiento, resistente a la fatiga y de acero inoxidable, que nos permite ser la única empresa en el mundo que ofrece aeroponía de alta presión para el mercado de los huertos domésticos de interior.

¿Fabricar en países fuera de la Unión Europea? Hubiera sido más barato, pero la vida útil del producto no sería la misma. La UE tiene una de las leyes más exigentes del mundo en cuanto a normas de calidad.

Somos europeos, confiamos en el diseño y la fabricación europeos, y estamos comprometidos con la sostenibilidad. Cultivar tus propias verduras tiene un impacto directo en la reducción de la marca de CO2, pero si tu Nebbbie ha viajado por medio planeta antes de ser fabricado, no tiene sentido, ¿no crees?

Por eso Nebbie es 100% imaginado, diseñado y fabricado en Europa.

Nebbie es algo único, quien no valore la calidad y exclusividad de lo que se lleva a casa, es muy probable que no se sienta atraído por nuestro producto, y lo entendemos perfectamente, no podríamos fabricar un Nebbie para cada habitante de la tierra.

Nuestro concepto de sostenibilidad es comprar menos, seleccionar bien lo que compramos, comprar mejor y a veces pagar un precio acorde con la calidad del producto. Nebbie vale lo que cuesta, así de simple.

Para los que sí valoran tener una pieza única, con la mejor tecnología, materiales de calidad y un bonito diseño, bienvenidos.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados